Para la colocación de todo estilo de pisos se necesita un adhesivo óptimo. Este producto, fabricado a base de cemento, resinas y aditivos, como su nombre lo señala, sirve para lograr una óptima adherencia en diversidad de superficies donde se use.

Es así que existen tipos específicos para pisos, muros, piezas de mármol, porcelanatos, azulejos y hasta para colocar sobre cemento, ladrillo y block. El más común es el adhesivo blanco, elaborado a base de cemento blanco, ya que se adhiere a distintos materiales y temperaturas.

Después están los adhesivos para piso sobre piso, fabricados en una base de cemento blanco con resinas látex en polvo, los cuales se recomiendan para superficies nuevas e, incluso, para uso exterior, ya que puede soportar exposiciones y cambios de clima.

El porcelanato precisa de un adherente especial que no tenga absorción de humedad. Este mismo producto se puede usar para instalar paneles de cemento, concreto, ladrillo, barroblock y block.

También hay un adhesivo gris con tecnología para la instalación de pisos y azulejos de alta, media y baja absorción de agua, sobre mortero o concreto rugoso. Es preciso colocarlo en interior, para uso residencial. De la misma manera, existen adhesivos especiales para baños, albercas o fachadas que soportan una mayor humedad.

Otro tipo es el adhesivo multiusos, disponible en distintos colores, el cual es óptimo para pegar alfombras estampadas comerciales con respaldo de polipropileno, latex unitario, tejido punzonado y yute, pisos de lámina vinílica con respaldo de fieltro y contrapiso sin acabado de corcho. Sirve para áreas con tránsito comercial pesado a moderado.

¿Cómo se coloca?

Aunque para cada material existe un adhesivo específico, la manera de colocarlo es la misma.

1. Verificar el nivel de la superficie

Se verifica el nivel de la superficie, su resistencia y estabilidad; después se realiza una limpieza completa. En ocasiones se puede necesitar que se impermeabilice y se coloque un producto antigrietas.

2. Preparar el producto

Para seguir con la colocación del adhesivo, se mezcla el producto según las indicaciones que diga el paquete. Por ejemplo, los adhesivos que vienen en polvo se fusionan con agua.

3. Aplicar el adhesivo

Para aplicarlo se recomienda utilizar una llana y hacer surcos en una sola dirección; se debe asegurar un área de contacto de un 85%. Además, es conveniente utilizar juntas flexibles para lograr la separación precisa entre cada pieza.

4. Colocar el piso

Por último, se coloca el piso -ya sea cerámico, azulejo, porcelanato- con firmeza, se ajusta y se nivelan las piezas. Pasadas 24 horas se puede emboquillar; es decir, enmarcar y rellenar las juntas entre cada placa con un determinado material. Por lo general, este producto viene en color blanco y le da al piso un acabado impecable.

Ahora ya sabes qué tipos de adhesivos para pisos existen, colores, diseños y para qué sirven. ¿Cuál eliges? Tenemos lo que necesitas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enviar Whatsapp
1
Hola! Estamos en Whatsapp